H. Tlapacoyan, Ver


TURISMO DE LA H.TLAPACOYAN, VERACRUZ





El pueblo de Tlapacoyan es de origen totonaca prehispánico, en su área existió una gran ciudad totonaca hoy conocida como Vega de la Peña. Durante el siglo XVI se congregó en el lugar actual, junto al viejo pueblo de Yohualtlacualoyan, actualmente es altamente reconocida por su calidad de producción de naranja y plátano; antigua cabecera del distrito tributario del señorío azteca, que comprendía los pueblos de Xilochitlán, Xochicuauhtlan, Tuchtlán, Coapan, Aztapan y Acazacatlán, es conocida por que en ella se llevaron a cabo diversos hechos de armas, con actos heroicos por parte de quienes defendían la plaza. Ha sido declarada dos veces heroica.

Estando ocupada Tlapacoyan por los Austriacos (1865), el general Alatorre envió al coronel Ferrer con 60 hombres del batallón Ligero Llave y caballería para que recuperara la población. El 3 de agosto desocuparon los invasores y Ferrer la ocupó. El día 6 fue nuevamente atacada, pero esta vez el enemigo fue rechazado. Quedó al cuidado de la plaza el coronel Ferrer con solo 200 hombres, con quienes rechazó otro ataque en agosto y otro en septiembre. El 17 de noviembre los austriacos atacaron con más de 2,500 soldados contra los 500 que defendían la plaza. El enemigo fue rechazado, pero Alatorre decidió perseguirlo con grandes consecuencias para sus fuerzas.

El 21 se reanudo el ataque; la población se sumó a la defensa impulsados por el alcalde Manuel Mendoza; el coronel Ferrer defendía la Loma de Tescal con 120 hombres, 500 invasores pasaron sobre los parapetos y destruyeron toda defensa.

Ahí murieron heroicamente entre otros el coronel Ferrer, el comandante Cenobio Rojano, el Capitán Juan Mejía, el Capitán Pascual Arriaga y el teniente Antonio Ortega. El Coronel Ferrer recibió Honores Militares por parte de sus victimarios y póstumamente se le concedió el grado de General. En el Monumento que se levantó para ellos en el campo El Arenal, hoy los Héroes se lee: “Defendieron a su patria como leales y al sucumbir se hicieron inmortales, víctimas generosas de la suerte, ¿Quién no envidia la gloria de su muerte?”.


TOPONIMIA

Lugar donde se lava ropa; de Tlapacaní, el que lava algo, y Yan, posesivo. Lugar de los que lavan.



LOCALIZACIÓN

Se encuentra ubicado en la zona centro del estado en las coordenadas 19° 58' latitud norte y 97° 13' longitud oeste a una altura de 430 metros sobre el nivel del mar. Limita al noreste con Martínez De la Torre, al sureste con Atzalan, al sur con Jalacingo. Su distancia aproximada al noroeste de la capital del estado por carretera es de 135 Km.



EXTENSIÓN

Tiene una superficie de 167.96 Km2, cifra que representa un 0.23% total del estado.



OROGRAFÍA

La mayor parte del suelo es accidentado, está sobre un macizo montañoso de la Sierra Madre Oriental.



HIDROGRAFÍA

Se encuentra regado por los ríos María de la Torre y el Tlapacoyan o Atzalan, que se unen al bobos para formar la cascada de Tomata, convirtiéndose más adelante en afluente del río Nautla.



CLIMA

Su clima es cálido-húmedo-regular con una temperatura promedio de 18°C; su precipitación pluvial media anual es de 1500mm



PRINCIPALES ECOSISTEMAS

Su vegetación es de tipo bosque subtropical perennifolio.



FIESTAS, DANZAS Y TRADICIONES

> El 25 de julio se celebra la fiesta de Santiago Apostol con bailes, juegos pirotécnicos, danzas de negritos, tocotines y huehues.
> El 15 de mayo la fiesta patronal día de San Isidro Labrador.
> El 13 de junio la fiesta patronal por el día de San Antonio.
> El 1 y 2 de noviembre se festeja a Todos los Santos y Fieles Difuntos, haciendo un concurso de altares de las diferentes escuelas de bachilleres, en el palacio municipal.

MÚSICA

De viento, marimba, jarocha, tropical y danzón.



GASTRONOMÍA

Chilahuates, tlacoyos, acamayas y pipián verde.




A continuación se muestran algunos monumentos históricos y sitios naturales.











TEXCAL

En el año de 1865, en el contexto de la segunda invasión francesa a nuestro país, ocasionada por la presión ejercida por el gobierno francés para la liquidación de la deuda mexicana, Tlapacoyan fue asediada por las fuerzas austriacas y finalmente ocupada.

La ocupación de Tlapacoyan era parte de una estrategia francesa para apoderarse de la zona de costa, la cual era de suma importancia para el desarrollo de la guerra, ya que era la principal entrada de mercancías al país.

El 3 de agosto de 1865, el General Ignacio Alatorre, quien se encontraba al mando de las fuerzas republicanas, conformadas por alrededor de 600 hombres, entre los que se encontraban soldados y voluntarios, mandó al Coronel Manuel Alberto Ferrer al frente de 60 hombres para desalojar al enemigo, logrando el objetivo.

El 6 de agosto los austriacos contratacaron pero fueron rechazados por las tropas del Coronel Ferrer, quien había quedado custodiando el pueblo al frente de 200 elementos de las fuerzas nacionales. Los invasores realizaron otros intentos por retomar el control de la ciudad en los siguientes meses, pero fueron igualmente rechazados.

El 17 de noviembre de este año, Tlapacoyan era custodiada por 500 hombres, cuando los extranjeros realizaron un ataque con más de 2500 soldados. A pesar de la inferioridad numerica, el General Alatorre decidió perseguir al enemigo, sufriendo algunas bajas. El día 21 de noviembre, los invasores volvieron a la carga y los ciudadanos se unieron a la defensa, convocados por el alcalde Manuel Mendoza.

El asalto final ocurrió el día 22 de noviembre, a las seis de la mañana, cuando una fuerza de 3000 austriacos comenzaron el bombardeo a la ciudad. La fuerza defensora era de aproximadamente 600 hombres, organizados a lo largo de siete trincheras, apostados para defender la afrenta extranjera al territorio nacional.

Las fuerzas imperialistas atacaron al mismo tiempo todas las trincheras y fueron apoderandose de cada una, entre ellas de trinchera de Texcatl, defendida por el Coronel Ferrer al mando de 80 soldados y 40 voluntarios, quienes en una gran muestra de valor y amor a la patria, enfrentaron a 500 soldados extranjeros hasta finalmente morir.

El saldo que dejó la batalla fue de 220 muertos, 80 heridos y 200 prisioneros por las fuerzas nacionales, así como 83 imperialistas muertos y 23 heridos.

Durante los funerales realizados por los imperialistas a sus soldados caidos en la batalla, el imperio austriaco reconoció el valor, tenacidad y amor a la patria que demostró el Coronel Manuel Alberto Ferrer y sus soldados, a quienes tributaron los mismos honores que a los elementos del ejercito imperialista.

Obtenido de http://www.destinoveracruz.com/historia/la-batalla-de-tlapacoyan.php










CASCADA EL ENCANTO

A solo unos cuantos kilómetros de Tlapacoyan existe un lugar que es conocido como “La Catedral de la Naturaleza”, la “Cascada del Encanto” que se encuentra alojada en el cañón del Encanto con paredes de más de 200 metros de altura y con un ancho en su punto más estrecho de poco menos de 4 metros, lo que le da un toque mágico al lugar, dando una sensación espectacular el juego de luces y sombras que se dan en el transcurso del día.

La cascada está conformada por dos caídas, una pequeña de 2 metros de altura y la mayor, más espectacular, de 30 metros de caída que forma una poza en la que se puede nadar e inclusive llegar y permanecer en la parte posterior de la cortina de agua.

A la cascada únicamente se puede llegar utilizando las balsas de descenso de río.










CASCADA DE TOMATA

Entre los límites de Tlapacoyan y Atazalan nace la cascada La Tomata, un lugar con una belleza imponente que se ha convertido en el paraíso perfecto para quienes practican deportes de aventura.

Su caída rebasa los 30 metros y convierte a este salto en uno de los mejores sitios del mundo para el kayak extremo.

Los aventureros encuentran aquí la ruta perfecta para poner a prueba su destreza en el agua.

El río Alseseca alimenta a esta cascada. La Tomata se encuentra a escasos diez minutos de Tlapacoyan en la carretera al municipio de Atzalan.

Es un rinconcito del que se cuenta en otros países y un sitio en el que se debe vivir para saber Más de Veracruz.










ZONA ARQUEOLÓGICA DE CUAJILOTE

Su nombre es el de un árbol que abunda en la región totonaca. Este sitio fue muy importante en la zona ya que se llevaban a cabo ceremonias relacionadas con la fertilidad.

Además, en algún momento aquí convergieron tres culturas: huastecos, totonacos y nahuas, de ahí que haya tres etapas arquitectónicas. Además de las imponentes construcciones, el lugar cuenta con una belleza natural que por sí sola es digna de visitarse.










RÍO FILOBOBOS

Si lo que te gustan son las emociones fuertes, en este lugar quedarás sumamente satisfecho al poder escoger tres recorridos para practicar rafting: El Encanto, Las Pirámides y Alto Filo.

También podrás aventarte por su tirolesa y, cuando quieras darle un descanso a la adrenalina, relajarte en su alberca. El lugar cuenta con cabañas, hostal y área de camping, así que podrás escoger el hospedaje que más se adapte a tu gusto.










ZONA ARQUEOLÓGICA VEGA DE LA PEÑA

Lo más sobresaliente de esta zona es el Templo de las Grecas que exhibe en su fachada una franja decorativa que alude a la serpiente de fuego o Xicalcoliuhqui; así como el juego de pelota ya que se ubica en las orillas del río.

Durante tu recorrido también podrás observar otras estructuras como el auditorio circular o los patios interiores. Todo esto rodeado de la hermosa naturaleza típica de esta zona del estado veracruzano.










PARROQUIA DE LA ASUNCIÓN DE MARÍA SANTISIMA

La parroquia referida lleva el nombre de La Asunción de María Santísima, cuyo santo patrono es, evidentemente, Santa María de la Asunción y se le festeja el 15 de agosto.

Pertenece a la Diócesis de Papantla; sin embargo, el santo patrono de la población es el apóstol Santiago el Mayor, cuya festividad se celebra el 25 de julio.

¿Por qué la iglesia principal de Tlapacoyan, ubicada frente a la Plaza de Armas, o parque central, venera un santo patrono diferente al de la población?

Esto se debe a que la iglesia, aunque comenzó a construirse en 1683 con material permanente que podríamos definir genéricamente como mampostería, fue erigida por los primeros misioneros como templo a mediados del siglo XVI, aunque de madera, con teja en el techo y pisos de tierra y estaba consagrada a Santa María de la Asunción, santo patrón de Yohualtlacualoyan (uno de los pueblos que al fundirse dieron origen a Tlapacoyan), después Santa María Yohualtlacualoyan.










PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE, EL CERRITO












ARBOL LA POCHOTA

Perteneciente actualmente al Ejido El Jobo, este enorme árbol de más de 200 años de vida, conserva vestigios de lo que fue la historia de la Heroica Tlapacoyan.

Se dice que bajo la sombra de este frondoso y hermoso árbol, descansó el primer presidente de México; Guadalupe Victoria a su paso por la región mientras se enfrascaban en cruentas batallas en la defensa del pueblo y su gente.

De esa forma es como La Pochota aún se mantiene fuerte, viva y sigue siendo testiga de un pasado irreverente.










LA PIEDRA PINTA

Ubicada precisamente en el ejido del mismo nombre, La Piedra Pinta es justamente eso. Piedras que al paso del tiempo se llenaron de manchas ocasionadas por la lluvia, el sol y la humedad.

Exactamente donde ahora se encuentra el monumento a La Piedra Pinta, pasaba el camino real que conducía a los arrieros y personas en general hacia la ciudad de Tlapacoyan.

Se dice que un arriero al pasar varias veces por este lugar y ver las piedras todas pintas por hongos de varios colores, se le ocurrió darle el nombre de Piedra Pinta. Se cree que data del año 1800. Anteriormente, se le conocía como Paraje, después como Ranchería y por último como Ejido Piedra Pinta.